La nutrióloga de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), Sigrid Pimentel Martín, aseguró que el consumo de agua ayuda a mejorar el estado de ánimo y de no hacerlo, se presentan consecuencias como mal humor y falta de concentración.

“Una deshidratación leve afecta a este intercambio y se traduce en dolores de cabeza, dificultad en la atención, concentración y fatiga. Lo más importante es tomar agua aunque no se tenga o sienta sed, puesto que muchas de las veces cuando se siente sed es porque ya hay un nivel de deshidratación”, precisó la funcionaria.

Aclaró que la regla de los ocho vasos de agua al día no funciona para todo el mundo.El peso, el clima y la cantidad de ejercicio, entre otras cosas, determinan la cantidad de agua que debes tomar, por lo cual se recomienda tener en cuenta estos parámetros.

“Beber mucha agua de golpe no es lo más saludable. La recomendación es tomar medio litro o un litro de agua por la mañana, y de esta manera distribuir la ingesta durante el día”, dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *