Este cáncer representa un tabú social por su asociación con el Virus del Papiloma Humano y con enfermedades de transmisión sexual; tercera causa de cáncer más común en mexicanas.

El cáncer cervicouterino es una enfermedad que pese a ser prevenible, es un problema en salud pública siendo la tercera causa de cáncer más común en mujeres mexicanas y la cuarta causa de muerte en todo el mundo.

De acuerdo con Globocan, se estima una incidencia para 2020 en México de 17 mil 940 nuevos casos de mujeres diagnosticadas, y seis mil 480 muertes a causa de este padecimiento.

El Instituto Nacional de Cancerología (INCan), en alianza con la Sociedad Médica de Oncología (SMEO), invitó a las mexicanas a conocer más acerca de las medidas de prevención y diagnóstico oportuno del Cáncer Cervicouterino(CaCu).

La doctora Tatiana Galicia Carmona, médica oncóloga adscrita al Modelo Integral para la atención del Cáncer Cervicouterino Localmente Avanzado y Avanzado “MICAELA”, afirmó que el Cacu representa un tabú social por su asociación con el Virus del Papiloma Humano (VPH) y con enfermedades de transmisión sexual.

Agregó que esto, “se traduce en un incremento en el número de las mujeres vulnerables ante este virus, ya que el informarse y preguntar acerca de los métodos de prevención puede generar un juicio social al que las mujeres no quieren ser sometidas”.

Señaló que Veracruz es uno de los estados con mayor incidencia a nivel nacional por este tipo de cáncer.

Ante el incremento de mujeres con CaCu que reciben atención en etapas avanzadas de la enfermedad y la necesidad de ofrecerles una alternativa de tratamiento en caso que no cuenten con seguridad social, es que nace el Programa MICAELA, iniciativa del Instituto Nacional de Cancerología (INCan).

El Programa MICAELA que busca brindar atención médica integral de vanguardia y protocolizada, con apoyo psicológico, nutricional y tratamientos individuales innovadores, recibe pacientes con diagnóstico de CaCu de cualquier lugar de la República Mexicana, la atención es brindada en las instalaciones del INCan en la Ciudad de México.

El INCan afirmó que Veracruz registra altos índices de marginación, generándose condiciones económicas y sociales cambiantes que afectan la calidad de vida de mujeres locales, además de que en muchas ocasiones incluso es difícil hacer llegar la información, ya que en muchas de las comunidades solo hablan lenguas indígenas, de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

“Es importante comenzar a romper las barreras de comunicación y los estigmas asociados a la enfermedad, es por esta razón que queremos informar a la población que existen métodos de prevención como es el caso de la vacuna contra el VPH, que puede ser usada en hombres y mujeres”, comentó la doctora Tatiana Galicia.

Por su parte, el doctor Paulino Alfaro, representante de la Sociedad Médica de Oncología señaló que “MICAELA es una gran iniciativa en beneficio de los pacientes más necesitados, ya que además de permitir el acceso a tratamiento, permite que académicamente y profesionalmente encontremos mayores alternativas en pro de las pacientes con CaCu”.

En el INCan se reciben alrededor de 550 mujeres de todo el país al año con cáncer cervicouterino. El 80 por ciento se presenta con esta enfermedad localmente avanzada y el 30 por ciento de estos pacientes presenta una comorbilidad (daño renal crónico, diabetes mellitus tipo 2 o hipertensión).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *